Alumnos del Antoni Llidó de Xàbia conversan con el escritor Xavier Aliaga en un encuentro literario

Dimecres passat, l’alumnat de 3r d’ESO acompanyat de dues professores dels departaments de Valencià i Castellà, gaudiren d’una visita guiada per la Biblioteca Valenciana Nicolau Primitiu. I també van tindre una trobada amb l’escriptor Xavier Aliaga.

Vos deixem el recull en La Marina Plaza, on es fa ressò d’aquesta activitat a la Biblioteca Valenciana.

Los alumnos de 3º de la ESO del instituto Antoni Llidó de Xàbia han viajado este miércoles a València para acudir al Encuentro de Escritores de la Biblioteca Valenciana. Junto con otros jóvenes de los centros Cabañal de València, L’Estació de Ontinyent, el colegio San Rafael de La Pobla de Vallbona y el intituto de Moixent,  han conversado con el escritor de Xàtiva Xavier Aliaga, que ha centrado su conversación en dos de sus obras más recientes, Les quatre vides de l’oncle Antoine y El meu nom no és Irina.

En ‘Les quatre vides de l’oncle Antoine’, Aliaga recupera los diferentes escenarios en los que vivió su tío Antonio, que tuvo que exiliarse de España por motivos políticos tras la guerra civil española y comenzar una nueva vida en Francia. Es un relato evocado por su familia y por las propias averiguaciones que el autor realizó sobre su tío, al que no llegó a conocer.

 ‘El meu nom no és Irina’ es la novela más conocida entre los estudiantes que han acudido a la Biblioteca Valenciana. Las peripecias de Nèstor, el joven protagonista, y la relación que mantiene con Irina, una joven de origen ruso que llega al instituto, se aproximan a las experiencias que viven los adolescentes.

Aliaga ha afirmado que “la literatura ha de incomodar, ha de generar preguntas y causar un estado de agitación”. También ha defendido que es importante leer porque “ayuda a tener una cultura general, nos enseña a saber comunicarnos, a tener una mirada más amplia del mundo y a decodificar adecuadamente la información que recibimos”.

Xavier Aliaga gana con su primera novela, ‘Si no ho dic, rebente’, el premio Vila de Lloseta en 2005; con ‘Els neons de Sodoma’ de 2009 gana el premio Andròmina de narrativa de los premios Octubre, y con ‘Vides desafinades’ gana el Premi Joanot Martorell de Narrativa de Gandia y el de la Crítica dels Escriptors Valencians. También es autor de otras novelas, como ‘Dos metres quadrats de sang jove’ y ‘Fuster per a ociosos’, que recopila textos del escritor de Sueca, Joan Fuster.

Visita a la Biblioteca Valenciana